EL "AGOSARE" ¿ NO VA A PODER ENTRAR NUNCA EN LLANES ?

 No sé qué querrá decir "Agosare" en vascuence, ni viene al caso; he buscado para él una traducción libre, sugerida por la triste realidad. "El desterrado".

El "Agosare" es un barco de pesca maravilloso. Construido en Bermeo hace dos años, donde le pusieron ese extraño nombre que llevará siempre. Tiene treinta metros de eslora y siete de manga, un motor principal Diesel de 330 C.V. y dos auxiliares de 40, 115 toneladas de arqueo repartidas en neveras para 45  metros cúbicos. También tiene dos aparatos de radio emisores, gonio, sonar y radar para la localización de bancos de pesca, etc. Es ¡Un señor barco

Acaban de comprarlo gente de Llanes y de llaniscos se formará su tripulación; tendrá que tener su base en Avilés y precisamente estos días por allí andan algunos de sus futuros marineros en la búsqueda de pisos para trasladar sus hogares. Un barco de cinco millones de pesetas responsabiliza mucho y hay que pensar y vivir para él todo el año.

Se añadirán a tantos otros que hace años tripulaban embarcaciones de Zumaya, Bermeo, Avilés, que quieren trabajar en el oficio que vieron siempre, que les corresponde.

El puerto de Llanes, abandonado totalmente a su suerte, es padrastro malo para los suyos. Tan sólo los tres meses de verano da, de una forma regular, mal cobijo a cinco motoras de 25 C.V. y alguna otra más pequeña. Realizan éstas, casi exclusivamente, las faenas propias de la pesca de langosta, sometidas a un rotativo y molestísimo cambio de horario en brazos de las pleamares. Como el puerto queda inútil en las tres últimas horas de reflujo y en las tres primeras del flujo, las lanchas, en general, sólo van a zonas próximas y sus faenas las terminan en las seis horas en que tienen la retirada asegurada.

Hace pocos años una bonitera, el " San Pedro ", barco que tan pequeño vemos hoy en Avilés, después de estar amarrado todo el invierno en Ribadesella, fue a Llanes para meter las redes y empezar la costera de bocarte. La diferencia de nivel, no muy grande, que hay de una marea a otra, dejó la embarcación varada catorce días. 

Fue el último intento, el postrer coletazo. Hubo de admitir que desde tan estropeado puerto no se contribuiría de forma importante en el desarrollo y renovación de la flota pesquera que tantas riquezas derraman sobre determinados puertos de nuestro litoral.

Estoy seguro que un buen día de este verano, cuando en su duro batallar por el Cantábrico, el " Agosare " pase a la altura de " La Villa ", si la mar está bella, se acercará a Llanes y aunque no podrá parar sus motores, echará un ancla a proa y desde popa se unirá por un cabo al extremo más saliente de la barra, y ese amarre trasladará tristezas, añoranzas, mudas quejas contra un destino que algunos hombres (los políticos) no hicieron nada por cambiar.

 ¿Qué hay de los ambiciosos proyectos del puerto? Probablemente estén varados en el círculo vicioso de cómo se pesca poco no es rentable. ¿Cómo se puede pescar en cantidad si no hay puerto? Admitamos de momento que no se nos puede hacer un gran puerto. ¿Sería demasiado costoso prolongar el espigón 140  metros (100 metros en dirección Este y los 40 metros restantes en dirección Sureste). Y realizar, prolongando hacia el Norte el pequeño acantilado  que hay al Este del "Tendedero"("Peñapreciada" me dijo Guti de los Camará que se llamaba),  una "contrabarra" de 90 metros de longitud.

De esta forma se conseguiría un ante-puerto para los barcos grandes que armadores de Llanes tienen lejos de su tutela y en el que las demás  motoras podrían esperar con tranquilidad la pleamar.

¡Hágase algo por este puerto que resignadamente se queda sin lanchas y sin gente, por esta villa que ha perdido sus fábricas de conservas y sus impulsos!

Quizás me  ciegue el cariño, porque  de Llanes todo, pero si me obligan a escoger, me quedo con su mar y sus pescadores.

                                                           El Oriente de Asturias

                                                           Febrero 1966 

 NOTA: Durante los trabajos de destrucción y construcción que en los últimos 14 años se realizaron en el puerto de Llanes, la antigua barra ya se prolongó 100 metros, siguiendo la dirección Este. Por otra parte, los bloques que se colocaron al sur de , mayo, podrán reutilizarse en la parte exterior de la barra que proponemos, para que puedan cumplir su misión específica: "Romper el Ímpetu del mar".

¡Ah! Y es más que probable que con estas obras pasen muchos años antes de que sea necesario dragar el puerto.

                                                         Oviedo, Mayo 2013

COMO QUEDARÍA EL PUERTO DE LLANES, DE ACUERDO A LO ESCRITO EN EL ARTÍCULO PRECEDENTE POR MARIANO ZUBI EN MAYO DE 2013.